De última hora…

Leí un blog donde se convoca a una marcha el día de mañana en la Ciudad de México para apoyar a los emos protestar contra los hechos violentos que se han venido dando en toda América Latina.

Ahora, mi pregunta es: estos grupos odiadores de emos, ¿no estarán armando la marcha para armar una bronca de tamaño desproporcional?

Yo digo que tengan cuidado y que no vayan, puede ser una emboscada más grande que lo sucedido en Querétaro.

Además, leo que también anuncian la marcha por la radio.

¡NO VAYAN! Hay muchas otras maneras de protestar y de hacer resistencia.

Anuncios

¿Todos contra los emos?

En días recientes me ha llamado muchísimo la atención la noticia de que, en México, existe una persecución contra los emos. De todas las subculturas salen personas que dicen odiar a esta corriente. En Querétaro, en Puebla, en el DF, en muchas ciudades de México, las subculturas que se oponen a lo emo se organizan, vía correo electrónico y boca en boca, para congregarse y acudir a los centros de reunión de dicha corriente, con el fin de agredirlos. Una de las frases más comunes es “mata a un emo, mata una rata”.

¿La razón de estas acciones? la desconozco.

Supongo que sería simplista decir que necesitamos odiar a alguien en nuestras vidas o que los medios nos tienen idiotizados con cosas superfluas como la apariencia… No sé, se me ocurren muchas situaciones por las que los emos puedan ser odiados… y no son precisamente las razones que todos dan: pinches weyes tristes, pinche música fea, pinches maricones, pinches pandafans. No, se me ocurren razones que tratan de ir un poco más a fondo. Por ejemplo, me parece curioso que se utilice Internet como el medio de convocatoria a realizar la persecución. Curioso porque habla de que parte de una clase social, tal vez a partir de C- para arriba, nos habla de personas jóvenes. Nos habla, tal vez, de depresión no de los emos sino de todos los demás. Tal vez nos habla de que algunos queremos lograr lo que los emos logran: expresar los sentimientos sin remordimientos. O, tal vez, nos hable de que al sistema le interesa que los jóvenes no sean críticos, que se queden en pendejadas de apariencia, estilos, poses… y dejen de preguntarse , de generar conocimiento… Me parece que el odio contra los emos no es más que una casualidad, les tocó a ellos, por ser la subcultura de mayor crecimiento en adeptos en los últimos años, ser el grupo a odiar. Seguramente ocupan ahora el lugar que en los 90 ocuparon los nacos o los fresas. Todo es cíclico… Y no parece parar.

Condeno estos ataques porque son de chavos mexicanos a chavos mexicanos. Es violencia generada de la más remota de las ignorancias. Es igual de idiota querer matar a un emo que querer matar a un americanista (y miren que mi aversión contra el América es enorme), simplemente es absurdo. Es algo que divide, que genera más violencia. No sé que esperan los agresores. ¿Matar a todos los emos? ¿Que los emos respondan? Y si responden ¿Guerra sin cuartel? ¿Guerra civil?

¡Bah!

Creo que es igualmente absurdo que los emos (unos dicen que viene del género musical emotion rock y otros que viene de emotional), que dicen no provocar a los demás, sigan apareciendo en los lugares donde los van a emboscar. Es cierto que hay que creer en algo y defenderlo, pero hay que hacerlo con razones sólidas, no a base de estupideces, no a base de barbarie, hay que pensar, la sapiensa es fácil dejarla de soslayo, es fácil decir que los putos emos son la cagada más grande que hay. Pero, si así fuera, ¿qué?

Tolerancia chavos, tolerancia. Es lo que nos falta en este país. De la política intolerante a la religión intolerante a los equipos intolerantes, a transeúntes intolerantes, a conductores y choferes intolerantes, a familias intolerantes… Así nos las gastamos, viviendo así nos consumimos, no nos expandemos, no generamos nada positivo. Todo se va directito a la mierda. Y más allá.

La nota del universal sobre la agresión a emos ne distintas ciudades de México aquí

emopunk